Especie se escribe cada vez. No en cada función; en cada ensayo. Alguna convención se mantiene: empieza cuando se ilumina, termina cuando oscurece.Como los días. Un ciclo. Como los días, nos gusta que sea diferente. No saber del todo qué puede pasar. Especie no trata sobre algo, ni cuenta tal historia. Creceen cada imaginación, es un “bichito” que se mete bajo la piel de cada espectador y ahí se reproduce. No infecta a todos por igual. Especie de virus. Especie puede, al final, ser una sensación. Sólo eso. Y nada menos. Especie es omnívora, pero no se alimenta de cualquier cosa.
Cualquier cosa es un sapo” S.H. Especie es una experiencia escénica generada a partir un código de acciones que permiten a los ejecutantes improvisar sobre la escena, intentado escapar de la imperante necesidad de significar lo que se ejecuta, pero generando sentido en quien lo mira. Los fragmentos escénicos a veces narrativos, otros ensayísticos y el movimiento, permiten a cada espectador interpretar aquello que no se cuenta. Una posible Especie...Un equipo intentado hacer una escena que no está escrita. Una mujer o tal vez un director explicando una fórmula de trabajo sin verdadero interés de ser entendida, mientras otra intenta explicarse a sí misma la última vez de algo que nunca nombra y nunca acaba. Un ensayo que arroja hechos, datos y recuerdos que no se ven pero resuenan. Una mujer y más de 10 ideas para suicidarse. Un dique con bagres. Una pareja que baila repetitivamente y un escritor, actor o persona que termina e inicia todo.

ESPECIE

2015

Sebastian Huber

Dirección: Ana Karen Peraza /

               Ángel Zapata